El adulterio era la practica relativamente extendida dentro de las judios hispanicos

El adulterio era la practica relativamente extendida dentro de las judios hispanicos

Si seguimos la Biblia en el universo avaro se castigaba con la lapidacion, mientras que el Talmud lo hacia con el ahorcamiento. La ordalia de las aguas amargas se aplica a las sospechosas sobre adulterio, si fue advertida previamente por el marido. Mientras que si solo existen murmuraciones puede obligarla a someterse, dispensarle o repudiarla.

Se conocen ciertos procesos historicos judios acerca de el adulterio en la Espana medieval, igual que el protagonizado en la sinagoga sobre Zaragoza, el 13 de octubre de por Lumbre, viuda de Salamon Anagni, perpuntero del rey, ante un tribunal integrado por don Mayl Alazar, don Salamon Almali asi­ como el rabino Jaco Figel y no ha transpirado en la sentencia dice “el qual crimen la dita normativa ha por muy fuert peccado et orrible entrellos et esto solo pertenescia a jugar a las judges esleydos por la dita aljama”.

La imputada es tenida por convicta y confesa, puesto que era probado y manifiesto dicho crimen, segun la jurisprudencia, y no ha transpirado con arreglo a esta debia ser ejecutada. Sin embargo, hay un ganancia sobre discrecionalidad que posibilita conmutar dicha pena por azotes, exilio y trasquileo en cruz, en otras palabras, dolor, destierro e ignominia.

La gravedad seri­a norma en el adulterio, segun la legislacion cristiana, si se incurre en el tabu de estas relaciones sexuales interconfesionales. En el Fuero de Tudela se limita an una sancion leve, siempre y no ha transpirado cuando se realice con miembros de estas minorias confesionales. Si un judio mantuviere relaciones con una mujer que no externamente su legitima esposa, pagara cinco sueldos, identica abundancia a la que pesa acerca de el juego furtivo de las dados; por cada hijo extramatrimonial abonara 30 sueldos.

Por el contrario, el adulterio con una cristiana irremisiblemente se castiga con la hoguera. El Fuero sobre Teruel en su epigrafe “De la mujer que sea sorprendida con un infiel” establece esta legitimacion por el exclusivo hecho de yacer carnalmente “Si una femina es sorprendida con un moro o con un usurero desplazandolo hacia el pelo podri?n ser capturados, ambos conjuntamente seran quemados”.

Los judios insatisfechos con su vida marital o carente excesivos escrupulos requieren los servicios

de meretrices cristianas o musulmanas y disponen sobre cuantiosas oportunidades Con El Fin De consumar sus apetitos. Las fuentes historiograficas ratifican la comparecencia de prostitutas judias en la generalidad de las aljamas importantes, tanto de la Corona sobre Aragon igual que de Castilla. Como podri­a ser, en Barcelona existia un lupanar en Castell Nou.

A mediados del siglo XV, el graduado fray Diego de Ubeda dice ante el Concejo de Murcia que “en la juderia della en algunas casas sennaladas. se fasia pecado de fornicio, no tan simplemente christianos con christianas, mas aun viniendo contra la fe nuestra yasian jodios con christianas. cosa excesivamente aborrecible de Dios e de la nuestra Santa Fe”. Los tribunales regios nunca reprimen tanto el deporte de estas “fembras publicas” cuanto que ofrezcan las servicios externamente sobre la gueto an individuos inadecuadas, como sucedia en Valencia.

Igual que podri­amos probar, se percibe an una doble moral que hace de la prostitucion un mal indispensable. Esta dualidad la ilustra de forma perfecta el rabino Yehuda ben Asher, que relata el debate suscitado durante el siglo XIV en Castilla, desplazandolo hacia el pelo que dividio la sociedad castellana en dos corrientes la primera anhelaba erradicar la prostitucion y no ha transpirado echarse a las cortesanas por considerarlas causa de pecado; la segunda. representada por el rabi Isaac Arama, que era permisiva, porque de este modo se evitaba acudir a prostitutas cristianas y no ha transpirado compartir la “semilla divina” con los gentiles, al tiempo que era un sistema sobre proteccion de estas doncellas desplazandolo hacia el pelo las mujeres respetables. Contribuia, pues, a sostener un aplomo en el ecosistema social.

Los rabinos talmudicos afirman, que las siete dias de abstinencia deben contarse

En Levitico 15 19-24 se explica que se considera que la mujer esta en un estado sobre impureza a lo largo de los dias de la menstruacion. La Tora demanda la abstinencia sexual siete dias desde que se inicia el sangrado.

a partir de la desaparicion sobre la regla sumando sobre esta manera doce dias sobre abstinencia. La costumbre usual dentro de los judios ortodoxos podri­a ser al acabar la abstinencia la femina deberia sumergirse en un bano o mikva primero sobre reanudar relaciones con su marido. De acuerdo con estas premisas talmudicas, el encanto de el matrimonio aumenta con este periodo sobre abstinencia.

El hebraismo comparte con otras culturas el panico a la crimen desplazandolo hacia el pelo disocia la fase menstrual con la concepcion y la vida, lo que convierte a la femina en excluida social. Dichos comportamientos imponen periodos de abstinencia desplazandolo hacia el pelo un distanciamiento corporal de http://www.datingmentor.org/es/sitios-de-citas-introvertidos las esposos.

Se pone fin a esta abstinencia cuando se hacen diversos actos sobre purificacion coincidentes con la novedosa ovulacion. Regula de la modo precisa la vida sexual de la pareja, En Caso De Que consideramos la fase pre asi­ como postmenstrual de favorecer la procreacion, por motivo de que dichas limitaciones, como hemos visto, hacen a la femina mas deseable a las ojos de su marido.

La oportunidad transcurrido el septimo aniversario, si ha desaparecido el flujo vaginal, realizara un banera purificador sobre inmersion desplazandolo hacia el pelo lavara las ropas. Solo entonces debido a es considerada apta para el matrimonio. Se instauran las dias impuros premenstruales desplazandolo hacia el pelo se anima a la femina a que realice una exploracion sobre sus organos reproductores antiguamente de iniciar una trato sexual para que no sobrevenga incidentalmente la perdida sobre mortandad inesperada.

Igual que vemos, en rasgos generales, la sexualidad judia resulta chocante en determinados aspectos sobre la misma.

WordPress Cookie Hinweis von Real Cookie Banner